martes, 8 de febrero de 2011

Vida y Muerte


Te siento cerca, y aunque no puedo verte, te intuyo. La certeza de que algo no va bien, la mirada perdida de mi padre..Sé que estás ahí, acechando. Por un momento pienso que debo estar loca, pero sé que no. Se está librando una batalla, y tú, vencedora y sabedora de que es cuestión de tiempo, aguardas paciente.

Las horas transcurren lentas, como el goteo de los sueros. Cada instante es eternidad. A las 6 de la madrugada salgo a la calle, necesito respirar, son veinte horas ahí dentro con ese halo de enfermedad que envuelve todo.

Y de pronto estás ahí, en la oscuridad de la noche, posada en el murete en el que me apoyo y me enciendo un cigarrillo. Sé que solo eres un cuervo, pero un cuervo que me mira a los ojos y no huye con mi presencia, sino que vuelves a posar la mirada en la ventana en la que te he presentido todo el día. Es extraño, no siento miedo y por lo que veo, tú tampoco.

Vuelvo a subir al sillón junto a mi padre, que dos horas después se despierta y me sonríe, y en su sonrisa y en sus ojos, tan parecidos a los míos, puedo ver que te has ido. Solo espero que tardes mucho en volver y que esta noche no estés si vuelvo a bajar a respirar.

8 comentarios:

LiLith dijo...

Enfrentarse con la muerte nos permite valorar aun mas a quienes amamos, muy bonito relato que hace sentir,

Saludos y felicidades

Sidrina dijo...

Todo mi cariño desde aqui... Bicos para ti y tu padre que se recupere pronto.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te manda un besin para ti y para tu padre y desea con todo su corazón que se mejore pronto.

jgbarber dijo...

Pues mucho ánimo y mucha fuerza. Son momentos difíciles y a veces no sabe uno ni cómo actuar. El relato sobrecogedor. Mis mejores deseos para un pronta recuperación. Abrazos,

PHERRO dijo...

Esperemos que durante un tiempo muy largo, mire y se pose donde no les haga daño.
Marisa, nunca pierdas el animo, a pesar de todo.
Aunque este no es buen momento, insisto, ojala nos regales más seguido lo que habita en tus pensamientos.
Un abrazo fuerte para Ti y tu familia, Dios los bendiga.
Cuídate, luego nos leemos.

Marisa dijo...

Muy duro pasar
ese trago.
Te doy todo mi apoyo.

Besos

guillermo elt dijo...

Tb tengo una experiendcia parecida hace 2 años, los meses de Junio y Julio.

Te mando todo mi cariño y un abracico apretaico, paisana.

Y pégale un tiro al cuervo ese... o una pedrá, quel tiro hace muncho ruido.

Besibrazos.

Marisa dijo...

Mi padre ya está en casa y se encuentra mejor. Gracias a todos por vuestras muestras de cariño y apoyo.

Un beso