viernes, 11 de febrero de 2011

El sendero


Esta mañana amanecí sin un rumbo fijo que seguir. Tras los nervios, el cansancio, el estrés y la impotencia de los días pasados, comprendí que todo podía esperar, (la compra, la casa, el taxi..). Así que dejé los niños en el colegio y me acerqué al monte mas próximo, sin mas compañía que mi bastón (mis amigas son unas rajás),jaja.

El silencio era atronador y la niebla envolvía todo con ese halo misterioso tan parecido a la soledad. Las gotas de rocío dormitaban tranquilas sobre la espesa vegetación. El camino ascendía y comenzaban a vislumbrarse tímidos rayos de sol. El canto de los pájaros ponía banda sonora a mis pasos. La senda se abría ante mi, dejándome contemplar toda la belleza y respirar la paz y el aroma que tanto he añorado estos últimos días.

Por un momento me hubiese gustado llevarme conmigo todo ese baile de sensaciones que se agolpaban en mi cerebro. Pero como eso no es posible, me he parado a fotografiar todo cuanto llamaba mi atención. Y para mitigar la pésima calidad de mi cámara de fotos y lo mala fotógrafa que soy, he realizado este vídeo que espero os guste.

Gracias por leerme y por el apoyo mostrado estos últimos días.


video

8 comentarios:

Sidrina dijo...

Preciosas fotos y video... mi marido me ha regalado una buena cámara asi que dentro de poco te haré la competencia, o eso espero, a ver sino me quedo en la primera hoja del manual.
Me alegro que te haya relajado este paseo tan bonito, yo te hubiera acompañado.
Un beso para ti y otro para tu padre.

Marisa dijo...

Gracias Sidrina, y ¡enhorabuena por esos 18 años!. Que disfrutes la cámara, la mía tiene que jubilarse pero le voy a ampliar dos años mas la vida laboral,jaja. Uff, encima me acabo de dar cuenta que el vídeo le resta mas calidad todavía a las fotos. En fin, supongo que os hacéis una idea de lo mágico del lugar.

Paco dijo...

Hola Marisa.

Desconozco el motivo de tu desazón (O tus palabras eso me transmiten), Pero estoy convencido que ese hermoso paseo te recargo las `pilas y ves las cosas de otra manera.
No te preocupes por la calidad de las imágenes, lo importante es lo que transmiten y tú lo has logrado.

Un abrazo.

Marisa dijo...

Paco, he estado de hospitales con mi padre, pero gracias a Dios ya pasó.

Saludos

José Antonio Pastor González dijo...

Que la montaña es terapeútica no es nada nuevo... me alegro de que te haya aportado un "miaja" de tranquilidad y de perspectiva, dos virtudes que solemos perder cuando nos empantanamos en el día a día...

PHERRO dijo...

Ni en el Taxi, ni en la vida tenemos rumbo fijo, bueno algunos sí.
Pues a seguir Colega; hermosas fotos, ¡en-vi-dia-bles!
Cuídate, luego nos leemos.

OZNA-OZNA dijo...

gracias a ti princesa por brindarnos la belleza de tus textos, un besin muy grande de esta asturiana

jgbarber dijo...

Cuando aprietan los problemas o las dificultades no hay nada como un vigoroso paseo en soledad. Realmente es algo de un elevado poder terapéutico. Bonito tu recorrido y tu video, curiosa la iniciativa de los agricultores murcianos. Besos, no hay mal que no tenga arreglo,