viernes, 12 de febrero de 2010

Carretera de recuerdos


De vez en cuando, al volante del taxi, de vuelta por alguna carretera solitaria, me sorprende un atardecer. Los últimos rayos de sol, tenues y rojizos, se cuelan tímidos y silenciosos en el habitáculo del coche en forma de recuerdos de otros tiempos no muy lejanos pero muy distantes y diferentes. Tanto como la tierra lo es al asfalto, la montaña a la ciudad o el sonido del silencio al bullicio callejero.

Es uno de esos momentos que mas me gustan, me convierto en pasajera de mi propio taxi y me quedo a solas con mi soledad. Viajo por mi vida por una carretera plagada de recuerdos pintados de verde y negro y así, a taxímetro parado, me atrevo a rescatar una pequeña parte de mi particular trayecto.

12 comentarios:

PHERRO dijo...

¡Guau! Que brevedad tan nutrida. Te brindo una emocionada ovación, desde mi pherrera.

Saludos al duo dinámico del volante.

Susy dijo...

Precioso,tanto el atardecer como tu forma de describir el momento.Me ongo de pie.
Besos

Paco dijo...

-Cuantos pensamientos en la soledad del taxi, Y cuantas vivencias compartidas con los pasajeros.
-Me encanta tu blog Marisa.

-Un saludo.

Marisa dijo...

Gracias por vuestros amables comentarios.

Un saludo

Paco dijo...

Si no lo has leido, te recomiendo este, seguro que te gusta.

El lector, autor Bernhard Schlink


Un saludo

Marisa dijo...

No, no lo he leido, pero será el siguiente. Gracias Paco

Saludos

jose dijo...

Se siente uno a gusto de leer tanta sinceridad y buena narración...

Saludos

Susy dijo...

¿has leido MIL SOLES ESPLENDIDOS? de Khaled Hosseini.Es un de los mejores libros que he leido en mi vida y he leido muchisimos.
Besos

Taxi Driver dijo...

Querida Marisa en mi blog, tienes un peqeño obsequio. Pásate a recojerlo cuando tengas un ratito.

Marisa dijo...

Gracias Jose, Susy luego llamaré a mi librera y se lo encargaré, precisamente ayer le encargué el que me recomendaba Paco.
Taxi, luego lo recogo con toda la pompa que te mereces, que ahora llevo prisa, pero te he dejado un comentario.

Saludos y que tengais un buen dia, el mio promete.

Saturnino dijo...

Qué suerte pillar un servicio que te saque de la ciudad. Aquí es muy dificil pero alguna vez pasa y entonces siento el gusto de tener un poco de paz interior y exterior, pero para eso tiene que ser alguna carretera que lleve a un pueblo y que no sea una autovia o un megapueblo

Marisa dijo...

En Murcia hay mucha huerta, (aunque por poco tiempo), en casi todas las carreras sales a esos caminos de Dios.. que a veces no veas lo estrechicos que pueden llegar a ser, un despiste y te vas a la acequia,jaja.

Saludos